A r c h i v e d  I n f o r m a t i o n

Cómo ayudar a sus hijos a aprender ciencia - septiembre de 1992

Actividades en la comunidad

Nuestras comunidades proveen aún más oportunidades para aprender ciencia.

Zoológicos

A la mayoría de los niños les gusta un viaje al zoológico. Podemos usar los zoológicos para promover el interés de nuestros niños en el mundo de la naturaleza y para introducir a los niños a las muchas y fascinantes formas de vida.

He aquí unas cuantas sugerencias para hacer su visita más provechosa:

Discuta por adelantado las expectativas con sus niños. ¿Qué cree que van a encontrar en el zoológico? Los niños pequeños o inseguros irán al zoológico con una actitud más positiva si se les asegura que hay puestos de comida, fuentes de agua, y baños.

No trate de ver todo en una visita. Los zoológicos son lugares de tanta actividad que puede resultar demasiado para niños de edad pre-escolar y de escuela elemental.

Trate de visitar el zoológico a horas tranquilas o fuera de temporada (por ejemplo en invierno o temprano un sábado en la mañana). Esto da paz y tranquilidad y permite a los niños ver a los animales sin obstáculos.

Busque exhibiciones especiales y localidades para niños como los "laboratorios familiares de aprendizaje" o zoológicos para acariciar a los animales. Aquí los niños pueden tocar y examinar a los animales y realizar proyectos especialmente designados para ellos. Por ejemplo, en el laboratorio HERPLAB (derivado de las palabras: laboratorio de herpetología) en el "National Zoo" en Washington D.C., los visitantes pueden aprender sobre reptiles y anfibios haciendo de todo, desde ensamblar un esqueleto de tortuga hasta encontrar las distintas partes de una serpiente.

Planee actividades y proyectos de seguimiento. Puede ser que a un niño, al que le gustaron mucho los flamengos y patos, se entretenga en construir una casa para pájaros en el patio. Puede ser que uno al que le gustó la tortuga de barro, se entretenga haciendo una tortuga de papel engomado.

Museos

Los museos de hoy están hechos para interesar a visitantes de todas las edades. Museos de ciencia y tecnología, museos de historia natural, y museos para niños pueden encontrarse en muchas comunidades de mediano tamaño y en comunidades pequeñas como Bettendorf, Iowa, y Worland, Wyoming, así como en grandes áreas metropolitanas como Los Angeles, Chicago, y Nueva York.

Los museos varían en calidad. Si es posible, busque los que provean oportunidades de actividades manuales. Busque museos con:

Los museos de historia natural tienen a veces salas manuales donde los niños pueden acariciar todo, desde lagartijas hasta cucarachas silbantes de Madagascar.

Muchos museos ofrecen clases especiales de ciencia. Busque teatros OMNI con pantallas gigantes que permiten a los visitantes ver películas de materias que varían desde lanzamientos espaciales hasta navegación en balsa por el Amazonas. El sonido y los efectos especiales de la experiencia son extremadamente realistas.

Si usted no sabe dónde se encuentran los museos en su área consulte la biblioteca, o las páginas amarillas de su guía telefónica, una guía local, o el diario local que a menudo anuncian eventos especiales.

Muchas sugerencias para visitar un zoológico se aplican también a visitar un museo u otras localidades comunitarias. Por ejemplo, no trate de ver todo en un día, y trate de ir cuando hay menos gente o cuando la multitud no representa un problema.

Planetarios

Los planetarios tienen exhibiciones y actividades maravillosas para los pequeños. Hay cerca de 1000 planetarios en los Estados Unidos, desde los pequeños en los que caben 20 personas hasta los gigantes con mas de 300 asientos. Estas localidades son especialmente utiles para niños que viven en las ciudades, donde las luces y la contaminación ambiental obstruyen la vista del sistema solar. En los planetarios, los niños pueden a menudo:

Para encontrar el planetario más cercano, llame al departamento de astronomía o de física del colegio de educación superior local, a su museo de ciencia local, al especialista de programas de ciencia o a los maestros de ciencia de su distrito escolar.

Acuanos

Los acuarios permiten a los pequeños ver de todo, desde estrellas de mar a anguilas eléctricas. A los niños les gusta en especial las horas de alimentación. Llame por adelantado para averiguar a qué hora se les da de comer a los pingüinos, a los tiburones, y a otros animales. Entérese de espectáculos especiales como de lobos de mar y delfines.

Granjas

Una visita a una granja es un paseo maravilloso para niños de escuela elemental. Pero los padres de familia también pueden organizar estas visitas. Si usted no conoce a ningún granjero, llame al "4-H Club" más cercano para que les recomienden uno. Tome en cuenta las granjas de productos lácteos, así como las de verduras y legumbres, aves, cerdos, y árboles frutales.

En una granja de productos lácteos, observen a las vacas acercarse, vean los silos, y aprendan lo que comen las vacas. Averiguen preguntándole al granjero:

Una visita a una granja también permite a los niños aprender la diferencia entre vaquilla, ternera, y vaca; les permite observar cómo se ordenan las vacas y el equipo de la granja; sentarse en tractores; y preguntar cómo funcionan.

Si visita una granja de verduras y legumbres, anime a sus niños a que observen los sembradíos y a que hagan preguntas sobre cómo crecen. Si sus niños están creciendo en un área urbana, puede ser que no tengan idea de cómo lucen las papas o los frijoles cuando están creciendo en el campo.

Gente que usa ciencia en su trabajo

Vea si sus niños pueden pasar parte de un día o siquiera una hora con un guardián de parques, con un farmacéutico, con un veterinario, con un químico, con un ingeniero, o con un técnico de laboratorio. Esto les puede enseñar la importancia de la ciencia para muchos trabajos. Antes de la visita, anime a sus niños a leer sobre ese trabajo para que hagan buenas preguntas durante la visita.

Caminatas campestres

Muchas comunidades poseen parques, bosques, áreas verdes para caminar. Algunas tienen centros donde los visitantes pueden hacer de todo, desde observar panales de abejas hasta aprender sobre la flora y la fauna. Si no existen estas localidades, camine por su vecindario y ayude a sus niños a que:

Grupos y organizaciones científicas

En muchas comunidades hay organizaciones y grupos especiales para niños. Busque las de:

Algunos grupos se concentran en una actividad en particular, por ejemplo en radio-aficionados o en computadoras. Las escuelas organizan a veces grupos para estudiantes con interés especial en la ciencia.

Campamentos científicos

Póngase en contacto con la "National Audubon Society," que está a cargo de campos ecológicos, con la "National Wildlife Federation's Ranger Rick Wildlife Camp" en North Carolina (lo cual es una buena opción para los niños que aman la naturaleza); o con el "U.S. Space Camp" en Huntsville, Alabama. (Véase la sección de Notas.)

Otros recursos comunitarios

Busque jardines botánicos, estaciones climatológicas, laboratorios de hospitales, plantas de tratamiento de desagüe, imprentas de periódicos, estaciones de radio y televisión, y programas para después de la escuela como "Hands-On Science Outreach, Inc.;" (HOSO) o un "Challenger Center."

Aprendiendo de los juguetes

Los niños no necesitan juguetes sofisticados o aparejos para aprender ciencia. Pero si desea comprar alguno para sus niños, hay muchos en las tiendas. Busque en jugueterías, en tiendas de pasatiempos, en otras tiendas especializadas, o en catálogos. No es el propósito de este libro el recomendar específicamente un juguete. Sin embargo, estas sugerencias le pueden guiar:

En la biblioteca y en la librería

En las bibliotecas y librerías se encuentran cada vez más libros para enseñar ciencia a los niños. Muchos son educativos, hermosamente ilustrados, y entretenidos. Pero también se puede aprender ciencia de libros "no cientificos" como de ficción, biografías, autobiografías, y libros de historia.

Cuando seleccione libros, tenga en mente que las indicaciones de los libros sobre niveles de lectura no siempre son adecuadas. Después del tercer grado, lo que los niños leen está basado tanto en interés como en nivel de lectura.

La "National Science Teachers Association" hace ciertas preguntas cuando evalúa libros para gente joven:

¿Es el autor de confianza? ¿Tiene el autor buena base y reputación? ¿Es el contenido interesante para los niños? ¿Hay lógica en la secuencia de eventos? ¿Es el material preciso? ¿Es el formato agradable? ¿Son las ilustraciones precisas y están de acuerdo con el texto? ¿Es el vocabulario apropiado? (Las palabras rebuscadas son aceptables siempre y cuando sean explicadas y usadas en contexto.) ¿Hay prejuicios evidentes (prejuicios contra razas, sexo, o nacionalidad)? ¿Glorifica el libro la violencia? ¿Se discuten con imparcialidad controversias?

¿Son seguras las actividades que se sugieren? ¿Son prácticas?

Si usted necesita ayuda para seleccionar libros, consulte con un bibliotecario de niños o con un empleado de una librería.

Los apéndices de este libro enumeran algunos libros de ciencia apropiados para niños de nivel elemental, y sugieren lugares para encontrar aún más. Los apéndices también enumeran revistas y publicaciones para niños de nivel elemental que se especializan en ciencia.
-###-


[Actividades en el hogar] [Contenido] [Apéndices]