A r c h i v e d  I n f o r m a t i o n

Cómo ayudar a sus hijos a usar la biblioteca - julio de 1993

Cómo estimular el interés de los niños

[image] Ayudar a sus hijos a disfrutar de la lectura es una de las cosas más importantes que Ud. puede hacer como padre de familia, y es algo que justificará ampliamente el tiempo y el esfuerzo que Ud. le dedique. Los ninos a prenden a leer en la escuela; sin embargo, con frecuencia asocian la lectura con el trabajo más que con el placer. Como resultado, pierden el deseo de leer. Ese deseo--esa combinación de curiosidad y de interés--es precisamente la clave de saber utilizar la lectura y otros conocimientos relacionados con ella.

La méjor manera de enseñar a sus hijos a amar los libros y la lectura es leerles en voz alta, y mientras más temprano Ud. comience a hacerlo, mejor será. Aun los bebés de pocos meses de edad pueden mirar ilustraciones, escuchar su voz y voltear páginas de cárton. Dé importancia especial al tiempo que dedica para tomar a sus hijos en los brazos y compartir con ellos el placer de leer un cuento, lejos de las distracciones que ocasion la televisión y el teléfono. Ud. probablemente se sorprenderá al darse cuenta que un libro para ninos bien escrito a menudo le proporcionará tanto placer a Ud. como a sus hijos.

Cuando sus hijos aprendan a leer, no abandone la costumbre de leerles en voz alta. Aliéntelos para que le lean ellos a Ud. de vez en cuando. Compartiendo con Ud. el placer de leer, sus hijos sequirán aumentando su interés su gusto por la lectura.

El mero hecho de tener libros, revistas y periódicos en su casa contribuirá a que sus hijos los consideren parte de su vida diaria. El ejemplo que Ud. les dé, leyendo con frecuencia y disfrutando del tiempo que dedique a leer, fomentara la actitud de sus hijos hacia la lectura.

Mientras sus hijos estén todavia muy pequeños, es una buena idea empezar a formarles una biblioteca en el hogar, aunque no ocupe más que un par de estantes. No olvide separar algunos libros que los chiquitines puedan usar a su gusto. Considere la posibilidad de adquirir algunos libros particularmente durables para los bebés y escoja libros con portada de cartón, o de material plástico, para los niños mayores que aún no sepan cuidar bien los libros más caros. Permitir que los niños toquen, huelan y prueben el sabor de los libros contribuye a desarrollar el amor por la lectura.

A la larga, la forma en que Ud. trata los libros influirá en la manera en que sus hijos los traten. Los niños imitan; por consiguiente, si notan que a Ud. le gusta leer y que trata los libros con cuidado y respeto, ellos probablemente, a la haran lo mismo.

Cuando lea en voz alta con sus hijos, escoja libros, que agraden a todo el mundo. Si un libro resulta aburrido, déjelo y busque otro que sea interesante.

Sin embargo, existen tantos libros para niños que seleccionar los mejores puede parecer muy difícil. Una forma de hacerlo es seleccionando libros que hayan sido premiados. La Asociación Norteamericana de Bibliotecas confiere anualmente dos premios bien conocidos a los libros para niños: la Medalla Caldecott, otorgada por la calidad de las ilustraciones, y la Medalla Newberry, otorgada por la calidad del libro. Estos premios son un buen indice de la calidad del libro, pero sólo se confieren a dos de los casi 2.500 libros para niños que se publican anualmente.

Afortunadamente, existen muchas otras fuentes de ayuda. Por ejemplo, existen listas de libros recomendados por la Asociación Norteamericana de Bibliotecas y por la Biblioteca del Congreso, así como algunos libros excelentes que sirven de guía para los padres (véase la sección titulada "Para Más Información") .

No obstante, la mejor ayuda es la que ofrece la biblioteca de su propio vecindario. Si Ud. no está al tanto de sus servicios, no deje de pedir ayuda. El bibliotecario encargado del departamento infantil está especialmente preparado para ayudarle a localizar libros específicos, libros que se prestan para leer en voz alta y libros sobre temas particularmente recomendados para grupos de ciertas edades específicas. La biblioteca también tiene muchas listas de libros, incluyendo algunas de las mencionadas y probablemente otras publicadas por la biblioteca misma.

Además, la biblioteca de su localidad tiene revistas de crítica literaria especializadás en libros para niños, tales como las tituladas The Horn Book y Booklist. Estas revistas le proporcionarán una idea de los nuevos libros publicados y los que vale la pena examinar. Ningún otro placer iguala al de hojear la enorme cantidad de libros que hay en la biblioteca hasta encontrar los que les interesan a Ud. y a sus hijos.

Si tiene hijos de edad escolar, recuerde que la biblioteca de la escuela es una fuente excelente de muchos materiales de lectura y que el bibliotecario encargado sabe mucho sobre los libros para niños. Anime a sus hijos a traer a casa libros de la biblioteca de la escuela, tanto por placer como para ayudarse en sus estudios.
-###-


[Introducción] [Table of Contents] [Cuando Ud. vaya a la biblioteca]