Cómo ayudar: Hable con los maestros para resolver problemas -- Cómo ayudar a su hijo con la tarea escolar

Los problemas con la tarea se pueden evitar en gran medida cuando las familias valoran, supervisan y ayudan con el trabajo de los niños. Algunas veces, sin embargo, esta ayuda no basta. Si surge algún problema, aquí le ofrecemos sugerencias para enfrentarlo eficazmente.

Informe al maestro sobre sus preocupaciones

La mayoría de las escuelas primarias y secundarias ofrecen días de conferencias entre padres y maestros programadas regularmente, o días de visita.

Es bueno que usted se ponga en contacto con el maestro si se encuentra con las siguientes situaciones

  • Su niño se rehúsa a hacer la tarea, a pesar de sus mejores esfuerzos para apoyarlo;
  • las instrucciones no son claras;
  • usted no ha logrado ayudarle a su niño a organizarse para completar la tarea a tiempo;
  • no puede proveer los materiales escolares necesarios;
  • ni usted ni su niño entienden el propósito de la tarea;
  • la tarea es demasiado fácil o demasiado difícil;
  • la cantidad de tarea no parece estar bien distribuida—por ejemplo, no hay tarea el lunes, martes o miércoles, pero los jueves hay cuatro tareas que hay que entregar el viernes; o
  • su hijo ha faltado a la escuela y tiene que hacer tareas atrasadas.
Childlike drawing of a parent sitting at a teacher's desk with a teacher in front of a chalkboard.

En algunos casos, su consejero escolar o el director puede ayudarle a resolver ciertos problemas.

Trabaje con el maestro

Una comunicación continua con los maestros es sumamente importante para poder resolver los problemas con la tarea. Estas son algunas cosas que vale la pena recordar al trabajar con el maestro de su niño:

  • Hable con cada uno de los maestros de su niño al comenzar el curso escolar. Establezca una buena relación de trabajo con ellos antes de que surjan los problemas y dígale a cada maestro que usted espera que se le mantenga bien informado. La mayoría de las escuelas primarias y secundarias ofrecen días de conferencias entre padres y maestros programadas regularmente, o días de visita. Si su escuela no ofrece estas oportunidades, llame al maestro y haga una cita para que puedan dialogar.

  • Llame al maestro tan pronto como usted identifique un problema con la tarea (o si usted siente que su niño tiene algún problema grande con su trabajo escolar en general). Las escuelas tienen la responsabilidad de informar a los padres sobre el rendimiento académico y el comportamiento de los niños, y usted tiene el derecho de molestarse si no se le informa que su niño está teniendo dificultades hasta el día en que entregan las notas. Por otro lado, quizás usted se dé cuenta que hay un problema antes que el mismo maestro lo note. Al alertar al maestro, ustedes pueden trabajar juntos para resolver cualquier problema antes de que se convierta en un problema mayor.

  • Pida una reunión con el maestro para dialogar sobre los problemas con la tarea. Menciónele el propósito de la reunión. Puede decir, "Jorge está teniendo problemas con su tarea de matemáticas. Me preocupa saber por qué no puede acabar sus problemas y cómo le podemos ayudar." Si usted no habla bien el inglés, es posible que tenga que pedir arreglos especiales, como pedir que alguien que sea bilingüe se reúna con usted, o pedir que también asista un intérprete.

    Mantenga un espíritu de cooperación y diálogo en su comunicación con el maestro. Dé por sentado que el maestro quiere ayudarles a usted y a su hijo, aunque no estén de acuerdo todo el tiempo. No vaya a quejarse con el director antes de darle una oportunidad al maestro para resolver el problema con usted y con su niño.

  • Informe al maestro si al niño se le hace demasiado difícil o demasiado fácil la tarea. (A los maestros también les gusta mucho saber cuando a un alumno le emociona una tarea.) Obviamente, no toda la tarea le va a interesar a su niño de manera especial, ni siempre va a encajar perfectamente con sus habilidades. Los maestros sencillamente no tienen el tiempo para adaptar todas sus tareas a las necesidades individuales de todos sus alumnos. Sin embargo, la mayoría de los maestros desean asignar tarea que sus alumnos pueden completar con éxito y generalmente les gusta recibir comentarios.

    Muchos maestros estructuran la tarea para que una gran variedad de alumnos se interese en ella. Por ejemplo:

    • Les pueden dar varias opciones para completar la tarea sobre un tema desde varias perspectivas.
    • Les pueden dar tareas extras a los estudiantes que quieran un desafío mayor; y
    • Les pueden dar tareas especializadas a los alumnos que están teniendo dificultades en ciertas áreas específicas.

  • Childlike drawing of a mother sitting next to a child in a wheelchair who is working at a computer terminal.
  • Cuando se reúna con el maestro, explíquele lo que usted piensa que está sucediendo. O dígale al maestro cuando usted no sabe cuál es el problema. A veces la versión del alumno sobre lo que está sucediendo no es la misma versión que la del maestro. Por ejemplo, quizás su niño le haya dicho que el maestro no explica bien la tarea. Pero el maestro quizás le diga que su niño no está prestando atención cuando el maestro da la tarea del día.

  • Busque una forma de resolver o minimizar el problema. La estrategia a seguir depende de cuál sea el problema, qué tan grave sea y cuales son las necesidades de su niño. Por ejemplo:

    • ¿Se le hace demasiado difícil la tarea? Quizás su niño se haya atrasado y necesita ayuda del maestro o de algún tutor para alcanzar al resto de su clase.
    • ¿Necesita recuperar tiempo perdido por causa de ausencias? El primer paso que hay que tomar es formular un plan con el maestro para recuperar el tiempo perdido.
    • ¿Necesita su niño apoyo especial, más de lo que se le puede ofrecer en la casa y en la escuela? Pregúntele al maestro, al consejero escolar o al director si hay programas en la comunidad que ofrecen apoyo individual. Algunos programas asignan a un alumno con un asesor voluntario que le ayuda al niño con sus necesidades específicas. Muchas escuelas, universidades, organizaciones comunitarias, iglesias y empresas ofrecen excelentes programas de apoyo académico.

  • Asegúrese que la comunicación sea clara. Escuche cuidadosamente al maestro y no se retire hasta que comprenda bien lo que se está discutiendo. Asegúrese también de que el maestro entienda bien lo que usted le está tratando de explicar. Si después de haber concluido la reunión usted siente que hay algo que no comprende claramente, llame al maestro de nuevo para que le aclare.

    Al final de la reunión, es útil hacer un resumen de lo que han acordado hacer:
    "Muy bien, así que para mantener un buen control de la tarea de Jaime, yo voy a revisar su libro de tareas todas las noches y le pondré mis iniciales para indicar que he visto la nueva tarea. Todos los días voy a revisar para asegurar que él haya copiado la tarea en su libro. Así nos aseguraremos que yo esté al día con lo que usted le ha encargado."

  • El seguimiento es importante para asegurar que lo que han acordado está funcionando bien. Si el maestro le ha dicho, por ejemplo, que su niño necesita invertir más tiempo practicando sus divisiones, hable con el maestro dentro de un mes para ver si su niño está progresando.

Las tareas escolares pueden acercar a los niños, sus familias y los maestros al realizar un esfuerzo común para mejorar el aprendizaje.

Al ayudarle a su niño con la tarea usted crea una oportunidad para mejorar las posibilidades de que su hijo se destaque en la escuela y en la vida. Al ayudarle con la tarea, usted le enseña lecciones muy importantes sobre la disciplina y la responsabilidad. Usted puede abrir nuevas avenidas de comunicación—entre usted y su hijo, y usted y la escuela. Usted ocupa un papel único en la vida de su niño, ayudándole a relacionar el trabajo escolar con la "vida real," y dando un significado (y una medida de placer) a la experiencia de su hijo con el trabajo escolar.

< Página previa | ^ Arriba ^ | Próxima página >


 
Print this page Printable view Send this page Share this page
Last Modified: 08/23/2003