Preguntas que hacen los padres sobre las escuelas
Downloadable File PDF (1 MB)
English

Cómo supervisar la tarea escolar

¿Qué puedo hacer en casa para ayudar a mi hijo a triunfar en la escuela?

    Aunque la escuela es muy importante, en realidad las clases no ocupan gran parte del tiempo de un niño. En los Estados Unidos, el año escolar dura como promedio 180 días; en otros países, el año escolar puede durar hasta 240 días y, en muchos casos, los estudiantes asisten a las clases por más horas al día que los estudiantes norteamericanos. Es evidente que las horas y los días que un alumno no se encuentra en la escuela también son muy importantes para el aprendizaje.
  • Crear un ambiente en el hogar que promueva el aprendizaje y la tarea escolar. Establecer una rutina diaria para la familia que consiste en un horario de comidas, tiempos fijos para la tarea escolar, el quehacer doméstico y para dormir, así como para actividades con la participación de toda la familia.

  • Enseñar a su hijo que las aptitudes que está aprendiendo en la escuela forman una parte importante de lo que él hará como adulto. Dejar que lo vea a usted leyendo libros, periódicos, cartas, correos electrónico y listas; usando la matemática para calcular el cambio o midiendo para una alfombra nueva; y haciendo actividades que requieran la reflexión y el esfuerzo.

  • Procurar que su casa cuente con muchos materiales de lectura que sean apropiados para su hijo. Mantenga libros, revistas, y periódicos en la casa. Puede encontrar muchos libros y revistas buenos para su hijo en ventas de los vecinos y las bibliotecas. Los libros son buenos como regalo.

  • Animar a su hijo a usar la biblioteca. Pedirle al bibliotecario que le cuente a su hijo de los programas especiales en los que puede participar, tales como los programas de lectura de verano y los clubes de libros, y los servicios como la ayuda en la tarea escolar.

  • Limitar el tiempo de ver la televisión a un máximo de una hora en las noches antes de clases. Conocer los programas de televisión que le gusta ver a su hijo y conversar con él sobre su elección de programas. Se debe hacer lo mismo con los juegos de video.

  • Ayudar a su hijo a aprender a usar Internet de manera apropiada y eficaz.

  • Alentar a su hijo a ser responsable y trabajar en forma independiente. Asumir la responsabilidad y trabajar por su cuenta son cualidades importantes para el triunfo en la escuela.

  • Mostrar interés en lo que hace su hijo en la escuela. Apoyar sus intereses especiales asistiendo a las obras teatrales de la escuela, los eventos musicales, las exposiciones de ciencias, o a los eventos deportivos.

  • Dar elogios y ánimos para la superación y el mejoramiento.

¿Cómo puedo darme cuenta si le está yendo bien a mi hijo en la escuela?

Los padres pueden ayudar a sus hijos a triunfar en la escuela trabajando junto con los maestros y las escuelas para asegurarse de que los mismos proporcionen planes de estudios y empleen métodos de enseñanza que tengan base en pruebas científicas que demuestren sin lugar a duda que son efectivos para ayudar a los niños a aprender.
  • Pídale a su hijo que le muestre su tarea escolar, y fíjese en la nota y cualquier comentario que escriba el maestro.

  • Al recibir sus calificaciones, fíjese bien en las notas de cada materia, la asistencia y la conducta. Pídale al maestro o al orientador de la escuela otros tipos de información sobre el rendimiento de su hijo, tales como los puntajes en los exámenes y pruebas y las observaciones de los maestros.

  • En el transcurso del año escolar, su hijo puede tomar diversas pruebas estandarizadas, incluyendo el examen de criterios estatales. Los puntajes de su hijo y otra información pueden llegarle por medio de su hijo, o bien, directamente por correo. Consulte con el maestro de su hijo para averiguar cuándo se dan estos exámenes y cuándo debe esperar recibir los resultados.

  • Averigüe si el maestro de su hijo usa el correo electrónico para comunicarse con los padres. El uso del correo electrónico le permitirá enviar y recibir mensajes en el momento más conveniente para usted.

  • Pídales a los maestros que le muestren ejemplos de trabajo bien hecho y compárelo con el trabajo de su hijo. Escuche los comentarios sobre el trabajo de su hijo, y sobre lo que él necesita hacer para mejorar. Planee junto con el maestro cómo pueden colaborar para ayudarle a su hijo a producir trabajos mejores.

  • Use las líneas telefónicas especiales sobre la tarea escolar, los sitios Web de la escuela, y otros servicios disponibles por conexiones telefónicas para obtener información sobre las actividades de la escuela o para hacerles preguntas a los maestros y al personal de escuela.

  • Asista a las reuniones individuales entre los padres y el maestro que se programan durante el año escolar.

¿Cómo puedo sacar mayor provecho de las reuniones individuales entre los padres y el maestro?

Muchos maestros dicen que no reciben con gran frecuencia información de los padres acerca de los problemas en su casa. Muchos padres dicen que no saben lo que la escuela espera de sus hijos—o de ellos mismos. El intercambio de información es indispensable y tanto los maestros como los padres tienen la responsabilidad de hacerlo.
  • Haga una cita con anticipación a principios del año escolar. Hágale saber al maestro que a usted le interesa la formación académica de su hijo y quiere que le mantenga informado de su progreso. Si el inglés es para usted un segundo idioma, tal vez sea necesario hacer preparativos especiales, como incluir en la reunión una persona bilingüe.

  • De ser posible, también haga lo necesario para observar la enseñanza en el salón de clase de su hijo. Después, hable con el maestro acerca de lo que vio y cómo eso cuadra con las esperanzas que usted tiene para su hijo y sus necesidades.

  • Antes de la reunión, escriba las preguntas que desee hacer y anote lo que desee decirle al maestro. Esté preparado para tomar apuntes durante la entrevista y pedir una explicación en caso de que no entienda algo.

  • Hable con el maestro acerca de los talentos, los pasatiempos, los hábitos de estudio y cualquier otra sensibilidad que tenga su hijo, tales como la preocupación por su peso o las dificultades con el habla.

  • Dígale al maestro si usted considera que su hijo necesita ayuda especial y avísele de cualquier situación de familia o evento que pueda afectar la capacidad de su hijo para aprender, como por ejemplo, un bebé recién nacido, una enfermedad o una mudanza reciente o próxima.

  • Dígale al maestro qué clase de persona quiere que sea su hijo y cuáles valores son importantes para usted.

  • Pídale al maestro detalles concretos sobre el trabajo y el progreso de su hijo. Si su hijo ya recibió calificaciones, pregunte por el método o el sistema de evaluación.

  • Pregunte por actividades concretas que usted pueda realizar para ayudar a su hijo. Estando en su casa, piense en lo que el maestro ha dicho y trate luego de ponerlo en práctica. Si el maestro le dijo que su hijo necesita mejorar en ciertas materias, consulte de nuevo en pocas semanas para ver cómo le va en ellas.

  • Diríjase al maestro con un espíritu de cooperación y colaboración. Si usted no está de acuerdo con él respecto a un problema, no discuta delante de su hijo. Más bien, haga una cita para reunirse en privado con el maestro para abordar ese problema. Antes de esa reunión, planee lo que va a decirle. Trate de ser positivo y mantener la calma. Escuche con atención. Si la explicación del maestro no lo deja satisfecho, y no considera que pueda hacer más progreso discutiendo el asunto con el maestro, trate de concertar una cita con el director de la escuela o incluso con el superintendente de escuelas.


   4 | 5 | 6
TOC
Print this page Printable view Send this page Share this page
Last Modified: 10/12/2007