Más del 40% de las Escuelas en Zonas de Bajos Ingresos No Reciben los Fondos Estatales y Locales Que Les Corresponden, Revela un Nuevo Estudio del Departamento de Educación
in English

PARA PUBLICAR:
Miércoles, 30 de noviembre del 2011
Contacto: Oficina de Prensa
(202) 401-1576 o press@ed.gov

Un nuevo informe del Departamento de Educación de EE.UU. revela que las escuelas que sirven a los estudiantes de bajos ingresos no reciben la financiación adecuada ya que los distritos escolares por todo el país no distribuyen los fondos estatales y locales de manera equitativa.

El análisis de los datos sobre los gastos escolares para el año 2008-09 muestra que muchas escuelas en áreas de alta pobreza reciben del estado y las localidades menos dinero de lo que les pertenece. Esto significa que los estudiantes en escuelas de alta pobreza tienen menos recursos que los estudiantes que asisten a escuelas más ricas.

Los datos revelan que más del 40 por ciento de las escuelas que reciben fondos federales de Título I para servir a los estudiantes desfavorecidos gastan menos dinero estatal y local en maestros y demás personal que las escuelas que no reciben dinero del Título I en el mismo nivel de grado en el mismo distrito.

“Los docentes de todo el país entienden que los estudiantes de bajos ingresos necesitan más apoyo y recursos para tener éxito, pero en muchos lugares las políticas que determinan la asignación de maestros y recursos, perpetúan el problema en lugar de resolverlo”, dijo el secretario de Educación de EE.UU., Arne Duncan. “La buena noticia en este informe es que los distritos tienen el poder para resolver este problema, lo que tendrá un impacto significativo en las oportunidades educativas de los niños más pobres de nuestra nación”.

En un informe de política que acompaña el estudio, un análisis del Departamento determinó que proporcionar a las escuelas de bajos ingresos con un gasto comparable costaría tan poco como 1 por ciento del gasto total del distrito promedio. El análisis también encontró que los recursos adicionales tendrían un gran impacto si se aumenta de entre 4 al 15 por ciento el presupuesto de las escuelas que atienden a un alto número de estudiantes pobres.

El programa de Título I está diseñado para proporcionar recursos adicionales a las escuelas de alta pobreza para que puedan enfrentar los mayores desafíos que presenta la educación de los estudiantes pobres. La ley incluye el requisito de que los distritos garanticen que las escuelas Título I reciban “equivalencia de servicios” en los fondos estatales y locales, para que los fondos federales puedan servir su propósito de complementar la financiación equitativa estatal y local.

En los últimos años un número creciente de investigadores, defensores de la educación, y los legisladores han puesto en manifiesto que al no exigir a los distritos a considerar el verdadero nivel de gastos de las escuelas en el cálculo de la “equivalencia de servicios,” el requerimiento de equivalencia vigente no aborda las desigualdades fundamentales del gasto dentro de los distritos. En su lugar, los distritos demuestran la equivalencia mediante formas más sencillas, como por ejemplo, mediante el uso de una escala salarial para todo el distrito. Esto oculta que las escuelas que sirven a estudiantes desfavorecidos a menudo tienen maestros con menos experiencia a quienes se les paga menos. Esto también socava el propósito de la financiación Título I, ya que los distritos pueden usar fondos federales para cubrir los déficits en los fondos estatales y locales, en lugar de proporcionar servicios adicionales a los estudiantes pobres.

En el estudio, los investigadores del Departamento de Educación analizaron los nuevos niveles de gasto escolar y los datos salariales del personal docente presentados por más de 13,000 distritos escolares, tal como lo requiere la American Recovery and Reinvestment Act (ARRA) del 2009. Estos datos sobre los gastos al nivel de escuela se han publicado por primera vez.

Con los datos recopilados por ARRA a mano, el personal del Departamento analizó el impacto y la viabilidad de hacer este cambio en la equivalencia del Título I. El informe de política determina que:

  • Es posible arreglar las disposiciones de equivalencia. Tanto como el 28 por ciento de los distritos Título I quedarían en incumplimiento con las nuevas disposiciones de equivalencia. Sin embargo, el cumplimiento de los distritos no es tan costoso como algunos podrían pensar – cumplir sólo costaría del 1 por ciento al 4 por ciento del gasto promedio total a nivel escolar.

  • Arreglar la disposición de equivalencia tendría un gran impacto. El beneficio para las escuelas Título I que gastan poco sería notable, ya que sus gastos aumentarían del 4 por ciento al 15 por ciento. Y las escuelas de bajo gasto que se beneficiarían tienen mayores índices de pobreza que otras escuelas en sus distritos.

Russlynn Ali, secretaria adjunta para los derechos civiles, dijo que este análisis muestra que una nueva fórmula de equivalencia es factible y proporcionaría una ayuda significativa a escuelas de bajos ingresos.

“La transparencia en la asignación de recursos en los distritos escolares es fundamental para garantizar que cada niño tenga acceso a las mismas oportunidades educativas. Estos nuevos datos destacan que la disposición de equivalencia del Título I está rota y no ha facilitado el acceso equitativo a los recursos, y que tiene arreglo.”

Con el Plan de Obama para la reforma de la Ley de Educación Primaria y Secundaria (ESEA, por sus siglas en inglés), la disposición de equivalencia del Título I sería revisada para asegurar que los fondos estatales y locales de financiamiento se distribuyen equitativamente entre las escuelas Título I y las escuelas que no lo son. Una cláusula para reformar la disposición de equivalencia del Título I también se ha incluido en el proyecto de ley ESEA aprobado el mes pasado por el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado.

Las publicaciones “Comparability of State and Local Expenditures Among Schools Within Districts: A Report From the Study of School-Level Expenditures” y “The Potential Impact of Revising the Title I Comparability Requirement to Focus on School-Level Expenditures” se pueden acceder en el sitio web del Departamento: http://www2.eed.gov/about/offices/list/opepd/ppss/reports.html#title. Los datos de la ARRA sobre los gastos a nivel escolar también están disponibles en esa misma página web. Estos datos se pueden utilizar para explorar aún más las disparidades en el gasto a nivel escolar, el impacto de las prácticas presupuestarias del distrito, y la reforma de la disposición de equivalencia del Título I.

###

Top

Back to Press Releases in Spanish

 
Print this page Printable view Bookmark  and Share
Last Modified: 12/01/2011