La Administración de Obama Procede con la Reforma de la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás al No Actuar el Congreso
in English

PARA PUBLICAR: Lunes, 8 de agosto del 2011 Contacto: Oficina de Prensa
202-401-1576 ó press@ed.gov

Ya que se aproxima el comienzo del nuevo año escolar y todavía no hay proyecto para reformar la ley de educación federal, Que Ningún Niño Se Quede Atrás (NCLB, por sus siglas en inglés), la administración de Obama establecerá un proceso para que los estados puedan librarse de ciertas disposiciones claves de la ley, siempre que apoyen la reforma de la educación.

Melody Barnes, directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca, y el secretario de educación Arne Duncan, anunciaron juntos la directiva del presidente en la sala de prensa de la Casa Blanca, el lunes, 8 de agosto. Barnes dijo que la propuesta de la administración para arreglar la NCLB ha estado sin resolución ante el Congreso durante 16 meses; ha sido el foco de varias reuniones y audiencias; y ha estado sujeta a la política partidista de la Cámara de Representantes. El pasado mes de marzo—un año íntegro después de presentar su propuesta—el presidente pidió que se promulgara una ley antes del comienzo del año escolar.

"La competitividad futura de nuestro país está en juego hoy en las aulas de toda la nación. Sin un claro acuerdo para una ley bipartidista en el Congreso, el presidente nos ha ordenado seguir adelante con un proceso administrativo para dar flexibilidad dentro de la ley a los estados y distritos que apoyan la reforma", dijo Barnes.

Recalcó que este proceso "no exenta a nadie de la rendición de cuentas. Habrá un listón muy alto para los estados que busquen la flexibilidad dentro de la ley. Le pedimos a todos los estados que presenten solicitud y así cada uno tendrá la oportunidad de triunfar. Pero aquellos que no lo hagan, tendrán que cumplir con los requisitos de la ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, hasta que el Congreso promulgue una ley que produzca el cambio en todos los 50 estados."

La propuesta de la administración para arreglar la NCLB pide normas para la preparación universitaria y laboral; más maestros y directores de alta calidad; el buen uso de los datos; y un sistema de rendición de cuentas más flexible y basado en la evaluación anual del progreso de los estudiantes. Barnes y Duncan dijeron que los detalles finales del paquete de flexibilidad de la Ley de Educación Primaria y Secundaria (ESEA, por sus siglas en inglés) tendrán metas similares. Los detalles del paquete de reformas se publicarán en septiembre.

Duncan dijo que la NCLB "obliga a los distritos a asumir soluciones de una misma talla que simplemente no funcionan. El presidente entiende esto y nos ha pedido que aliviemos la situación, pero sólo para los estados y distritos que estén dispuestos a enfrentar los retos educativos."

"No hay solución mágica para arreglar la educación y las mejores ideas siempre vendrán del nivel local—de hombres y mujeres dedicados diariamente a educar a nuestros hijos", dijo Duncan. Y añadió: "Todavía tenemos la esperanza de que el Congreso continúe su labor en el otoño. Mientras tanto, los estados y distritos tienen la oportunidad de seguir adelante".

###

###

Top

Back to Press Releases in Spanish

 
Print this page Printable view Bookmark  and Share
Last Modified: 08/08/2011