Recompensas para los maestros que consiguen resultados, en particular los que enseñan en las escuelas más difíciles, dijo la Secretaria Spellings
in English

PARA LA DIVULGACIÓN
27 de abril de 2005
Enlaces: Susan Aspey o Sonya Sánchez
(202) 205-3606

"Debemos tratar a nuestros maestros como los profesionales que son," afirmó la Secretaria de Educación de EEUU Margaret Spellings ante más de 300 educadores y otras personas que asistían a la Conferencia Nacional sobre Educación de la Milken Family Foundation en Washington, D.C. "Eso significa que debemos premiar a los maestros que hacen progreso real en cerrar la brecha en el rendimiento en los salones de clase más difíciles."

Spellings señaló que los Premios Milken a los Educadores Nacionales que se presentaron a los maestros y directores de escuela en el evento ofrecen la oportunidad de recompensar a los educadores por sus grandes esfuerzos. "Eso es algo que no hacemos con suficiente frecuencia para los maestros en este país. Y es algo que debemos cambiar si deseamos cumplir con la promesa de Que Ningún Niño Se Quede Atrás," dijo ella.

Citando estudios que demuestran la importancia de maestros fuertes para alcanzar el éxito en la educación de un niño, la Secretaria Spellings explicó, "Por esa razón, Que Ningún Niño Se Quede Atrás, requiere para 2006 que cada salón de clase cuente con un maestro altamente calificado. El Presidente ha incluido en su nuevo presupuesto casi $3 mil millones para ayudar a los estados a alcanzar esa meta."

No obstante, ella observó que los estudiantes con más necesidad tienden a tener los maestros menos calificados. Asimismo, los sistemas de escuela pública con mucha frecuencia no recompensan a los maestros que están dispuestos a asumir los cargos más exigentes: "Los maestros con la capacidad y el deseo de cerrar la brecha en el rendimiento se sienten desincentivados para enseñar en las escuelas que más necesitan la ayuda. Muchos sistemas escolares incluso ofrecen incentivos efectivos a los maestros para dejar estas escuelas." Tal sistema a menudo tiene "resultados devastadores" para los estudiantes que no logran aprender y los maestros dinámicos cuya dedicación a ayudar a los más necesitados se encuentra mal aprovechada.

Para abordar el problema, el Presidente Bush ha propuesto destinar $500 millones para un nuevo Fondo de Incentivo para Maestros (Teacher Incentive Fund), dijo Spellings. El fondo aportará a los estados fondos para recompensar a los maestros que asumen los trabajos más difíciles y consiguen resultados reales. Spellings señaló que, según un estudio reciente realizado por la comisión bipartidista sobre la enseñanza (Bipartisan Teaching Commission), el 76 por ciento de los estadounidenses y el 77 por ciento de los maestros de escuelas públicas estaban a favor de pagos por incentivo.

De acuerdo con el programa, los estados cuentan con la flexibilidad suficiente para crear sus propios sistemas para premiar a los maestros. Una parte del Fondo de Incentivo para los Maestros se reservará para ayudar a los estados y los distritos a desarrollar nuevos sistemas de recompensa a los maestros que premien la experiencia, los resultados y el empeño en lugar de la titulación y la antigüedad.

La Secretaria Spellings destacó el éxito del programa piloto de las escuelas públicas de Denver en cuanto al pago basado en el desempeño. Según las conclusiones de un estudio, el desempeño de los estudiantes ha mejorado con el programa, y los votantes de Denver ya están considerando la posibilidad de darle carácter permanente.

La Secretaria Spellings también atribuyó al programa de la Milken Family Foundation, conocido por las siglas en inglés TAP (Teacher Advancement Program), que ha beneficiado a más de 2,000 maestros en nueve estados desde su inicio, el mérito de avanzar el tema de la importancia de la calidad de maestros. TAP alienta a los maestros a seguir cursos de actualización y desarrollo profesional y mentores, y recompensa la eficacia.

Además, la Sra. Spellings señaló que las escuelas públicas del país necesitarán contratar, según las estimaciones, dos millones de maestros nuevos a lo largo de la próxima década. "El presupuesto del Presidente incluye casi $100 millones para ayudar a las escuelas a satisfacer esta demanda, incluidos $40 millones para una nueva iniciativa con maestros asistentes o Adjunct Teacher Corps Initiative," explicó la Secretaria Spellings. Esta iniciativa ayudaría a captar profesionales, en particular en el campo de la matemática y ciencia para que se dediquen a la docencia.

En conclusión, Spellings dijo, "Cuando aprobamos Que Ningún Niño Se Quede Atrás sabíamos que el gran esfuerzo por cerrar la brecha en el rendimiento recaería en los hombros de ustedes. También sabíamos que no lo aceptarían de otra manera. Ustedes nunca se dan por vencidos con un niño. Esa es la misma esperanza que, desde el comienzo de su carrera, les atrajo a la docencia. Y es el mismo espíritu que nos conducirá a la promesa de Que Ningún Niñs Se Quede Atrás."

Se puede ver el texto completo de la intervención de la Secretaria en: http://www.ed.gov/news/speeches/2005/04/04272005.html

###

Top

Back to Press Releases in Spanish

 
Print this page Printable view Send this page Share this page
Last Modified: 02/05/2009