Considerable progreso a nivel nacional en la atención a los estudiantes con limitado dominio del inglés con Que Ningún Niño Se Quede Atrás
El informe de la evaluación bianual conforme al Título III del Departamento detalla el progreso
Archived Information

in English

PARA LA DIVULGACIÓN
16 de marzo de 2005
Enlaces: Sonya Sanchez, Jim Bradshaw o Susan Aspey
(202) 401-1576

Gracias a la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás (No Child Left Behind), por primera vez, todos los estados han elaborado y aplicado criterios relativos al dominio del inglés y evalúan cada año a los estudiantes no angloparlantes, según señala un nuevo informe del Departamento sobre el progreso en la atención a estos cinco millones de estudiantes en nuestras escuelas.

El "FY 2002-2004 Biennial Report to Congress on the Implementation of NCLB, Title III, the State Formula Grant Program" ['Informe Bianual al Congreso sobre la Implementación de la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, Título III, Programa de Subvenciones por Fórmula a los Estados, del Año Fiscal 2002-2004'] constituye el primer informe detallado al Congreso que contiene datos de los 50 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico, respecto al aprendizaje del inglés y el rendimiento académico de los estudiantes de limitado dominio del inglés desde la promulgación de la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás.

Antes de la implementación de dicha Ley en 2002, pocos estados habían elaborado estos criterios que ahora ayudan a los maestros a medir el progreso de cada estudiante en el aprendizaje del inglés. Actualmente, todos los estados, incluyendo el Distrito de Columbia y Puerto Rico, han establecido criterios relativos al dominio del inglés que están vinculados a los criterios estatales de contenido académico en inglés en materia de lectura, expresión oral y escrita y la matemática.

"Los estados han tenido un progreso significativo en la implementación del Título III, respecto al aprendizaje del inglés, en un corto período de tiempo," dijo la Secretaria Margaret Spellings. "Cuando el Presidente Bush previó ayudar a todos los niños y jóvenes en los Estados Unidos que anteriormente se habían quedado atrás, sabía que nuestros estudiantes no angloparlantes enfrentaban algunos de los mayores retos. Por eso, él se encargó de que el gobierno federal desempeñara un papel vital en asegurar su éxito educativo y, al mismo tiempo, permitir a los estados la flexibilidad necesaria para implementar con eficacia los programas de instrucción del idioma para los estudiantes de limitado dominio del inglés conforme al Título III."

Con los $477 millones distribuidos durante el año fiscal 2003 a través del programa de subvenciones por fórmula a los estados (Title III State Formula Grant), los estados atendieron a más de cuatro millones de estudiantes de limitado dominio del inglés. Basado en los datos más actuales proporcionados por los estados, hay aproximadamente 5.1 millones de estudiantes de limitado dominio del inglés en todo el país. Los servicios prestados conforme al Título III llegan aproximadamente a 80 por ciento de estos estudiantes. Antes de la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, sólo 15 por ciento de estos estudiantes recibían atención mediante los programas federales para estudiantes con limitado dominio del inglés en todo el país. El cambio de un sistema de subvenciones para programas por concurso a un sistema de subvenciones por fórmula a los estados significa que un número mucho mayor de estos estudiantes tiene acceso a esta atención.

"La Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás refleja una transformación fundamental en la relación entre el gobierno federal y los estados respecto a la educación de los estudiantes de limitado dominio del inglés," dijo Kathleen Leos, Secretaria Asistente Adjunta Asociada de la Oficina del Aprendizaje de Inglés. "Como consecuencia [de eso], ya no estamos financiando programas, estamos financiando a los niños."

Los estados que reciben las subvenciones por el Título III también deben reservar hasta 15 por ciento del monto concedido para subvenciones secundarias a las agencias de educación locales que han experimentado un aumento importante en el número de niños y jóvenes inmigrantes matriculados en las escuelas.

Según indican importantes datos proporcionados por los estados sobre los programas y los participantes en el año escolar 2003-2004:

  • 51 de las 52 agencias de educación estatales (incluyendo el Distrito de Columbia y Puerto Rico) informaron que atendían a un total de 4,042,428 estudiantes de limitado dominio del inglés mediante 4,867 subvenciones secundarias por fórmula a los distritos (agencias de educación locales) conforme al Título III;
  • 45 de las 52 agencias de educación estatales (incluyendo el Distrito de Columbia y Puerto Rico) informaron que financiaban 1,389 subvenciones secundarias adicionales para las agencias de educación locales que experimentaron aumentos importantes en el número de niños y jóvenes inmigrantes;
  • Las 52 agencias de educación estatales (incluyendo el Distrito de Columbia y Puerto Rico) informaron que de un total de 1,218,238 niños y jóvenes inmigrantes, 827,638 recibieron atención mediante el Título III;
  • 51 agencias de educación estatales informaron que 316,273 maestros certificados o licenciados trabajaban en programas de instrucción del idioma, un programa concebido precisamente para los estudiantes con limitado dominio del inglés;
  • Todas las agencias de educación estatales informaron que usaban al menos un tipo de programa de instrucción del idioma inglés de los que se ofrecen mediante el Título III, y 40 estados, el Distrito de Columbia o Puerto Rico usaban algún tipo de programa bilingüe además de sus programas de ESL (Inglés como Segundo Idioma);
  • 36 estados, el Distrito de Columbia o Puerto Rico informaron que 385,794 estudiantes lograron hacer la transición de los programas educativos de instrucción del idioma hacia las clases convencionales en 2002-03. En 2003-04, 44 estados, el Distrito de Columbia o Puerto Rico informaron que 447,905 estudiantes hicieron la transición saliendo de tales programas.

"Los cambios de [la Ley] Que Ningún Niño Se Quede Atrás para los estudiantes de limitado dominio del inglés están teniendo un gran efecto en la forma en que nuestros sistemas escolares consideran a estos niños y jóvenes," agregó la Secretaria Spellings. "Debido a que su rendimiento y progreso tiene que seguirse y ser informado detenidamente, se está prestando mayor atención a su aprendizaje y a su eficacia con el tiempo. No podemos permitir que ningún grupo de niños se quede atrás."

"Que Ningún Niño Se Quede Atrás ha tenido un efecto muy positivo en la vida de estos niños y sus familias," dijo Leos. "Los padres reciben mayor información sobre el progreso de sus hijos, y la ley establece como requisito que [los padres] sean notificados en una lengua que entiendan. También cuentan con más opciones respecto a cuál programa es el más indicado para su hijo. Un estudio reciente muestra que la mayoría de los padres inmigrantes desea que sus hijos aprendan el inglés, y este informe nos muestra que estos sueños, de hecho, se están convirtiendo en realidad."

Primero, se determina si el estudiante es de limitado dominio del inglés usando una evaluación de competencia en el idioma inglés aprobada por el estado y luego, se formula una recomendación para colocarlo en un programa educativo del idioma. Estos programas tienen por objetivo que el estudiante de limitado dominio del inglés aprenda el idioma para que pueda superarse en las materias de contenido académico como la lectura, la expresión oral y escrita y la matemática en inglés al mismo nivel de rendimiento establecido por el estado para todos los estudiantes. El Título III no apoya ni promueve ningún tipo específico de programa educativo del idioma para los estudiantes de limitado dominio del inglés, y los estados tienen la opción de usar programas como el Inglés como Segundo Idioma (ESL) o bilingües. El Título III requiere, sin embargo, que todo programa del idioma y de desarrollo o actualización profesional tenga una base científica y sea eficaz.

Se espera también que los estados proporcionen actividades de desarrollo profesional a fin de ayudar al personal docente a cumplir con los requisitos de certificación para la enseñanza de los estudiantes de limitado dominio del inglés. Es obligatorio en los 50 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico que todos los maestros de los estudiantes de limitado dominio del inglés cumplan con requisitos relativos a su propio dominio del idioma.

La administración del Título III dentro del Departamento de Educación de EEUU corre a cargo de la Oficina del Aprendizaje de Inglés, Mejoramiento Lingüístico, y Superación Académica para los Estudiantes de Limitado Dominio del Inglés, conocida por sus siglas en inglés OELA, Office of English Language Acquisition, Language Enhancement, and Academic Achievement for Limited English Proficient Students.

Se puede leer el texto completo del informe en http://www.ncela.gwu.edu/oela/biennial05/index.htm.

###

Top

Back to Press Releases in Spanish

 
Print this page Printable view Send this page Share this page
Last Modified: 02/06/2009