Homenajeados maestros de estudiantes no angloparlantes durante cumbre nacional en Washington, D.C.
La tercera conferencia anual sobre el aprendizaje del inglés resalta la eficacia de Que Ningún Niño Se Quede Atrás en cerrar la brecha en el rendimiento, ayudar a los estudiantes minoritarios
Archived Information

in English

PARA LA DIVULGACIÓN
7 de octubre de 2004
Enlaces: Sonya Sánchez
o Susan Aspey
(202) 549-4683 ó (202) 401-1576
sonya.sanchez@ed.gov

Washington, D.C. — El Secretario de Educación de EEUU Rod Paige hizo entrega de premios a tres profesionales de la educación que trabajan con estudiantes que están aprendiendo el inglés y elogió sus esfuerzos para mejorar el desempeño de los estudiantes, señalando que en sólo dos años, las reformas educativas de la ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás están teniendo un impacto importante en cerrar la brecha en el rendimiento y ayudar a los estudiantes minoritarios. El Secretario Paige homenajeó a los educadores durante el evento conocido por Celebrate our Rising Stars ("Celebremos a nuestras nuevas estrellas"), la tercera conferencia anual del Departamento que centra la atención en mejorar las oportunidades para los estudiantes no angloparlantes.

El Premio de la "excelencia en la enseñanza de los estudiantes no angloparlantes" (Excellence in Teaching English Language Learners) ha sido otorgado a Kathy Mellor, la Maestra Nacional del Año, Davisville Middle School, North Kingstown, Rhode Island; y el Premio (Award for Outstanding Commitment, Dedication, and Contributions to Improving Education for English Language Learners) ha sido otorgado a Carmen Pérez-Hogan, coordinadora, Oficina de Educación Bilingüe, Departamento de Educación del Estado de Nueva York en Albany, Nueva York; y Adela Weinstein, consultora, Illinois Resource Center en Des Plaines, Ill.

"Hacía demasiado tiempo que la educación en Estados Unidos no les servía a todos nuestros estudiantes," dijo el Secretario Paige. "Es por eso que el Presidente Bush propuso, y una mayoría bipartidista en el Congreso aprobó, la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás. Esta ley está basada en la creencia de que todos los estudiantes pueden aprender. La ley asesta un golpe contra de la intolerancia velada de las bajas expectativas, y nos da la visión, los recursos, y los medios para cerrar la brecha en el rendimiento entre los estudiantes no angloparlantes y sus compañeros de habla inglesa."

"Que Ningún Niño Se Quede Atrás exige una educación de calidad para todos los estudiantes en todos los salones de clase-y eso incluye a nuestros estudiantes no angloparlantes," dijo la Subsecretaria Adjunta María Hernández Ferrier. "Por primera vez en la historia de la educación pública, los estados deben contar con un plan para conseguir resultados para los estudiantes no angloparlantes, y nuestros hijos merecen nuestros mejores esfuerzos."

Más de 1,500 educadores, responsables de formulación de políticas y padres del país, están asistiendo a la conferencia de este año, la cual está centrada en las cuestiones cruciales que afectan a los estudiantes no angloparlantes de nuestro país, y a sus padres, maestros, escuelas y comunidades. La conferencia incluye un gran número de presentaciones sobre cómo los profesionales que trabajan con los estudiantes no angloparlantes pueden mejorar la calidad de la educación para los niños y jóvenes que entran en el sistema de escuelas públicas sin saber hablar inglés -cuyo número en la actualidad rebasa los cuatro millones en todo el país.

La Oficina de Aprendizaje del Inglés supervisa las actividades del Departamento en favor de los estudiantes no angloparlantes.

Los idiomas que se hablan con mayor frecuencia en los Estados Unidos además del inglés son el español, el vietnamita, el hmong, el haitiano, el coreano, el cantonés, el árabe, el ruso, el navajo, el tagalo, el camboyano, el chino (no específico), el mandarín, el portugués, el armenio y el serbocroata. El mayor porcentaje de estudiantes no anglohablantes es de habla española representando el 80 por ciento de la totalidad.

La Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, cuyo nombre en inglés es No Child Left Behind Act, es la legislación de reforma educativa bipartidista que tiene por objeto cambiar la cultura de las escuelas de Estados Unidos cerrando la brecha en el rendimiento entre los grupos de estudiantes, ofreciendo mayor flexibilidad a los estados, dando a los padres más opciones y enseñando a los estudiantes con base en lo eficaz. Con las estrictas disposiciones contenidas en la ley relativas a la responsabilidad de los resultados, los estados deben describir cómo van a cerrar la brecha en el rendimiento y garantizar que todos los estudiantes, incluidos los que tienen una discapacidad, se superen académicamente.

Se puede obtener mayor información acerca de Que Ningún Niño Se Quede Atrás visitando www.ed.gov. Se puede obtener mayor información sobre la Oficina de Aprendizaje del Inglés en www.ed.gov/offices/OELA.

###

Top

Back to Press Releases in Spanish

 
Print this page Printable view Send this page Share this page
Last Modified: 09/22/2008