El Secretario Paige anuncia las escuelas premiadas en 2004 por el desempeño de sus estudiantes
Las escuelas de todo el país evidencian mejoramiento con Que Ningún Niño Se Quede Atrás
Que Ningún Niño Se Quede Atrás ayuda a garantizar que todos los estudiantes estén

Archived Information

in English

PARA LA DIVULGACIÓN
17 de septiembre de 2004
Enlaces: Susan Aspey o Samara Yudof
(202) 401-1576

Más recursos
NCLB Blue Ribbon Schools 2004

El Secretario de Educación de EEUU Rod Paige anunció hoy que más de 250 escuelas del país han sido galardonadas con el premio de 2004 conocido por No Child Left Behind Blue Ribbon Schools.

"Durante años, muchos de nuestros estudiantes desfavorecidos eran desatendidos y pre-juzgados; pasados al fondo del salón de clase y pasados calladamente por el sistema, con sus calificaciones escondidas en los promedios generales," afirmó el Secretario Paige. "Eran arrojados a las sombras, luego arrojados al mundo real sin la capacidad de triunfar. Esto creó una brecha crónica en el rendimiento que hizo burla de la promesa de la educación pública. Por eso es necesario cambiar nuestro enfoque, nuestros incentivos y nuestras expectativas. Debemos fomentar un clima de excelencia académica, permitiendo a todos los estudiantes alcanzar los niveles más altos de erudición".

"Que Ningún Niño Se Quede Atrás comienza a generar resultados asombrosos, transformando el paisaje de la educación. Hoy, me complace anunciar las escuelas que reciben el premio No Child Left Behind Blue Ribbon Schools, y felicitarlas por sus logros."

El programa No Child Left Behind Blue Ribbon Schools reconoce a aquellas escuelas que hacen un progreso importante en cerrar la brecha en el rendimiento académico o cuyos estudiantes alcanzan niveles muy altos.

Una lista completa de las escuelas se encuentra en: www.ed.gov/programs/nclbbrs/awards.html Las escuelas fueron seleccionadas con base en uno de tres criterios:

  1. Escuelas con un alumnado de al menos el 40 por ciento proveniente de familias desfavorecidas que mejoren en forma radical el desempeño de los estudiantes en los exámenes estatales, según la decisión del jefe de escuelas del estado;

  2. Escuelas cuyos estudiantes, sin importar su origen, logren clasificarse dentro del 10 por ciento más alto en los exámenes estatales;

  3. Escuelas privadas que se clasifiquen en el 10 por ciento más alto de todo el país.

Conforme a la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, las escuelas deben cumplir con un "progreso anual adecuado", conocido por sus siglas en inglés AYP o Adequate Yearly Progress, en la lectura, la expresión oral y escrita y la matemática. Cada estado—no el gobierno federal—establece sus propios criterios académicos y objetivos básicos, ya que cada estado sabe mejor cuáles objetivos y criterios son más apropiados para sus distritos escolares.

La Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás es la histórica ley bipartidista de reforma educativa que tiene por objeto cambiar la cultura de las escuelas de Estados Unidos cerrando la brecha en el rendimiento académico, ofreciendo mayor flexibilidad a los estados, dando a los padres más opciones y enseñando a los estudiantes con base en lo que funciona. De acuerdo con las estrictas disposiciones de responsabilidad de los resultados, los estados deben describir cómo van a cerrar la brecha en el rendimiento y garantizar que todos los estudiantes, incluidos los que tienen discapacidad, se superen académicamente.

Se puede obtener más información sobre Que Ningún Niño Se Quede Atrás en www.ed.gov

###

Top

Back to Press Releases in Spanish

 
Print this page Printable view Send this page Share this page
Last Modified: 09/22/2008