U.S. Department of Education: Promoting Educational Excellence for all Americans
¿Verdad o falso?
Guía del Maestro: Consejos para los padres sobre la tarea escolar

Text and speaker's notes for slide are below

< Página previa | ^ Arriba ^ | Próxima página >

Texto (Transparencia N° 3):

¿Verdad o falso?

Puntos principales para los presentadores:

  1. La tarea escolar sólo debe asignarse a los estudiantes del cuarto grado para arriba.

    Falso. La tarea escolar puede tener muchos beneficios para los alumnos de los grados primarios. Puede mejorar la capacidad del alumno para recordar y entender el trabajo académico en la clase. La tarea escolar puede ayudar a los alumnos a cultivar las aptitudes de estudio que les serán de valor incluso después de terminar sus estudios académicos. Puede enseñarles que el aprendizaje no sólo ocurre en el aula sino en cualquier parte. La tarea escolar también puede beneficiar a los niños de manera más general. Puede inculcar en ellos rasgos de carácter más positivos tales como la independencia y la responsabilidad. La tarea escolar puede enseñar a los niños y los jóvenes cómo manejar el tiempo. Los expertos concuerdan en que la cantidad de tarea escolar debe depender de la edad y la capacidad de cada estudiante. Muchos grupos nacionales de maestros y padres, incluyendo la Asociación Nacional de Padres y Maestros (National Parent Teacher Association o PTA), sugieren que la tarea para los niños en el jardín infantil al segundo grado es más eficaz cuando no excede de 10 a 20 minutos cada día. Entre el tercero y el sexto grado, los alumnos pueden beneficiarse de 30 a 60 minutos de tarea por día. Los estudiantes de la escuela secundaria media y superior, es decir, junior high school o high school, pueden beneficiarse de mayor tiempo de tarea, y la cantidad puede variar de una noche a otra. La lectura en casa es particularmente importante para los niños pequeños. La tarea de lectura puede hacer que el tiempo total dedicado a la tarea sobrepase por un poco los tiempos sugeridos anteriormente.

  2. La tarea asignada debe centrarse sólo en un aspecto del aprendizaje.

    Falso. La tarea suele tener uno o más propósitos. El propósito más común es poner los estudiantes a practicar el material ya presentado en la clase. La tarea de práctica tiene como finalidad reforzar el aprendizaje y ayudar al estudiante a dominar aptitudes específicas. La tarea de preparación es para dar una introducción del material que se presentará en futuras lecciones. Estas tareas tienen por objetivo ayudar a los estudiantes a aprender mejor el nuevo material cuando éste se trate en la clase. La tarea de extensión requiere a los estudiantes aplicar a nuevas situaciones las aptitudes que ya poseen. La tarea de integración requiere que el estudiante aplique diversas aptitudes en un solo trabajo, como por ejemplo las reseñas de libro, los proyectos de ciencia o la creación literaria.