10 Datos sobre el Financiamiento de la Educación Primaria y Secundaria
in English

  1. La Constitución de EEUU atribuye la responsabilidad de la educación primaria y secundaria pública a los estados.

    De conformidad con la Constitución, la responsabilidad de la educación primaria y secundaria recae sobre los estados. También, se ha suscitado en el ámbito nacional un gran interés por la calidad de las escuelas públicas del país. Por consiguiente, el gobierno federal, mediante el proceso legislativo, presta asistencia a los estados y las escuelas con ánimo de complementar, no sustituir al apoyo estatal. La fuente principal de apoyo federal a la educación primaria y secundaria tuvo sus inicios en 1965 con la promulgación de la Elementary and Secondary Education Act o Ley de Educación Primaria y Secundaria, conocida por sus siglas en inglés ESEA.

    ESEA autoriza la concesión de subvenciones a programas de escuela primaria y secundaria dirigidos a niños y jóvenes de familias de bajo ingreso económico; recursos de biblioteca, libros de texto y otros materiales de instrucción en las escuelas; centros y servicios de educación suplementarios; el fortalecimiento de las agencias de educación estatales; la investigación educativa; y el desarrollo profesional de los maestros.

    La No Child Left Behind Act de 2001 o Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, conocida por sus siglas en inglés NCLB, constituye la segunda autorización de ESEA. La ley tiene por propósito elevar el nivel académico de todos los estudiantes y cerrar la brecha en el rendimiento, lo cual se realiza mediante la responsabilidad de los resultados, la instrucción basada en la investigación, la flexibilidad y las opciones para los padres, de modo que ningún niño se quede atrás.

  2. Top

  3. Según se estima, la inversión total de los contribuyentes en la educación primaria y secundaria en los Estados Unidos para el año escolar 2004-05 es de $536 mil millones. [   *   ]

    Incluso durante la época actual de guerra contra el terrorismo, la inversión de los contribuyentes en la educación excede la de la defensa nacional. Además de los citados fondos destinados a la educación primaria y secundaria, se estima que los contribuyentes gastarán $375 mil millones en la educación universitaria o postsecundaria durante el mismo año escolar. Según se representa en el gráfico que figura abajo, los Estados Unidos es un líder mundial respecto a la inversión en la educación. Sin embargo, existen países que gastan mucho menos y logran un nivel más alto de desempeño académico entre sus estudiantes.

  4. Top

  5. Los estados y las localidades son las fuentes principales del financiamiento de la educación primaria y secundaria y siempre lo han sido.

    Durante el año escolar 2004-05, según las estimaciones, .83¢ de cada dólar gastado en la educación proviene de los niveles estatales y locales (el 45.6 por ciento de los fondos estatales y el 37.1 por ciento de los gobiernos locales). La participación del gobierno federal es del 8.3 por ciento. El 8.9 por ciento restante es de fuentes privadas y principalmente para las escuelas privadas. [   *   ] Esta proporción de apoyo refleja la dependencia del control local sobre las escuelas que nuestro país ha tenido a lo largo de su historia.

  6. Top

  7. La participación federal del gasto en la educación primaria y secundaria se ha disparado con gran celeridad durante los últimos años.

    En 1990-91, la participación federal del gasto total en la educación primaria y secundaria en los Estados Unidos fue sólo el 5.7 por ciento. Desde aquella época, esta proporción ha aumentado en más del 33 por ciento y en la actualidad se sitúa en el 8.3 por ciento del gasto total.

  8. Top

  9. El monto total de fondos para la educación ha aumentado sustancialmente en los últimos años a todos los niveles de gobierno, aun cuando se toma en cuenta el incremento en el número de estudiantes matriculados y la inflación.

    Al finalizar el año escolar 2004-05, el gasto nacional en la educación primaria y secundaria habrá aumentado, según las estimaciones, en un 105 por ciento desde 1991-92; en el 58 por ciento desde 1996-97; y en el 40 por ciento desde 1998-99. Basado por alumno y con un ajuste por inflación, el nivel de fondos destinados a las escuelas públicas ha aumentado en el 24 por ciento desde 1991-92 hasta 2001-01 (el último año escolar para el que existen datos al respecto); en el 19 por ciento desde 1996-97 hasta 2001-02; y en el 10 por ciento desde 1998-99 hasta 2001-02.

    Lo importante es que el aumento en fondos ha estado vinculado a la responsabilidad de los resultados, con lo cual se garantiza que los contribuyentes reciban un buen rendimiento de su inversión.

  10. Top

  11. El gasto federal para dos importantes programas federales de educación primaria y secundaria habrá aumentado en $9.3 mil millones desde 2001, de acuerdo con el proyecto presupuestario del Presidente.

    Conforme al presupuesto propuesto por el Presidente para el año fiscal 2006, el 65 por ciento de los fondos de educación primaria y secundaria del Departamento de Educación de EEUU se destinarían a ayudar a las escuelas con estudiantes desfavorecidos económicamente (ESEA, Título I) y a apoyar a los estudiantes con discapacidades (Individuals with Disabilities Education Act o IDEA, 'Ley de Educación para las Personas con Discapacidades', Parte B, Subvenciones a los Estados). Si se aprueba el proyecto presupuestario del Presidente para el año fiscal 2006, el aumento en estos programas a lo largo de los últimos cinco años habrá excedido en forma considerable cualquier aumento anterior durante un período de tiempo equiparable desde la creación de los programas.

  12. Top

  13. La mayor parte de los fondos federales se remiten directamente a los estados y los distritos escolares locales para su uso en las escuelas.

    El presupuesto del Presidente para el año fiscal 2006 aportaría $37.6 mil millones a la educación primaria y secundaria. De ese monto, el 95 por ciento se distribuiría, ya sea directamente a los distritos locales o a las escuelas y los distritos mediante el respectivo estado. Cada escuela, a su vez, usaría esos fondos para los fines establecidos en los programas. Entre los programas principales, se incluyen:

    • ESEA, Título I: $13.3 mil millones
    • IDEA, Parte B, Subvenciones a los Estados: $11.1 mil millones
    • Mejora de la calidad de maestros: $2.9 mil millones
    • Centros de Aprendizaje Comunitarios para el Siglo 21: $991.1 millones
    • Estudiantes en proceso de aprender el inglés: $675.8 millones
    • Ayuda de impacto (escuelas que sufren el impacto de las bases militares y otras instalaciones): $1.2 mil millones

  14. Top

  15. No existen "mandatos" federales de educación sin fondos. Toda ley federal de educación está condicionada a la decisión del estado, u otro beneficiario, de aceptar los fondos del programa federal.

    Los "requisitos" de los programas de educación federales no son mandatos sin fondos porque las condiciones estipuladas en la ley federal se aplican sólo cuando un estado (u otro beneficiario) opta voluntariamente por aceptar los fondos federales. Cualquier estado que no desee atenerse a los requisitos del programa federal simplemente puede elegir no aceptar los fondos federales asociados con ese programa. Aunque la mayoría de los estados optan por aceptar y usar los fondos de los programas federales, en el pasado, algunos estados han prescindido de los fondos por diferentes razones.

  16. Top

  17. El compromiso federal con la educación se constata en el monto real de fondos destinados a la educación.

    Al igual que todas las leyes aprobadas por el Congreso, muchas leyes de educación incluyen límites respecto al máximo que el Congreso puede gastar en el futuro. Estos límites se denominan "authorization caps" o 'topes autorizados'. Los montos reales que se gastan en la educación se llaman "appropriated levels" o los 'niveles asignados', y representan el verdadero compromiso federal con la educación. Los topes autorizados, de vez en cuando, se califican de "promesas" u "objetivos" para el gasto federal en educación. Cuando no se cumplen estos niveles, algunas veces, se dice que demuestra la existencia de un "mandato sin fondos".

    Tales aseveraciones simplemente son falsas. A lo largo de la historia de Estados Unidos, las asignaciones reales rara vez coinciden con los niveles autorizados. Si fuera así, casi todos los programas federales de apoyo a la agricultura, la salud, la seguridad, la construcción, la capacitación laboral y el transporte estarían por debajo de los "objetivos" establecidos por el Congreso.

  18. Top

  19. La educación primaria y secundaria se financia a nivel federal mediante diversas leyes y programas.

    La Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, conocida por sus siglas en inglés NCLB ( No Child Left Behind), brinda a nuestras escuelas y a nuestro país una reforma educativa radical basada en una responsabilidad de los resultados más rigurosa, una mayor flexibilidad para los estados y las comunidades, un énfasis en comprobados métodos de enseñanza y en mayores opciones para los padres. Aprobada con apoyo bipartidista en el Congreso y firmada por el Presidente Bush el 8 de enero de 2002, la ley representa la revisión más completa de los programas de educación federales desde la aprobación de la Ley de Educación Primaria y Secundaria de 1965. Entre los programas de NCLB contenidos en el presupuesto del Presidente para el año escolar 2006, se incluyen:

    • El Título I, el programa federal de educación primaria y secundaria más grande, aportaría más de $13 mil millones a los distritos locales para mejorar el rendimiento académico de los estudiantes que asisten a escuelas en zonas de alta pobreza.
    • Reading First o Antes que nada, la lectura, proporcionaría más de $1.1 mil millones a los estados para promover el uso de la investigación con base científica para dar instrucción en lectura de alta calidad a los niños del jardín infantil al tercer grado.
    • Las subvenciones para la mejora de la calidad de maestros (Improving Teacher Quality Grants) brindarían a los estados $2.9 mil millones para el desarrollo profesional y la capacitación de maestros.
    • El aprendizaje del inglés (English language acquisition) daría $675.8 millones a los estados para ayudar a las escuelas a mejorar la educación de los estudiantes con limitado dominio del inglés al enseñarles el inglés y ayudarles a cumplir con los criterios académicos estatales.
    • Entre otros programas de NCLB, se incluyen los que apoyan a las escuelas charter; fortalecen la educación secundaria superior (high school); mejoran la educación en matemática y ciencia; apoyan los programas de aprendizaje extra—colegiales o fuera de las horas de clase; y asisten a los indígenas norteamericanos, nativos de Alaska y a los estudiantes hijos de trabajadores migrantes.

    La Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA) asiste a los estados y las escuelas locales en la educación de los niños y jóvenes con discapacidades. Las subvenciones a los Estados conforme a la Parte B-el segundo programa federal más grande de educación primaria y secundaria—proporcionaría más de $11 mil millones a los estados y las escuelas locales para asistirles en sus esfuerzos.

    La Ley de Reforma de las Ciencias Educativas (Education Sciences Reform Act o ESRA) se aprobó en 2002 y creó el Institute of Education Sciences ó IES, 'Instituto de Ciencias Educativas', que remplazó a la antigua Oficina de Investigación y Mejora en la Educación (Office of Educational Research and Improvement). La ley establece criterios más rigurosos para la conducción y evaluación de la investigación educativa. NCLB dispone que los fondos federales apoyen actividades educativas que tengan respaldo en la investigación basada en la ciencia. Mediante sus programas sostenidos de investigación, evaluación y recolección de datos, IES ayuda a constatar lo que es eficaz para resolver los problemas y los retos que enfrentan las escuelas y los estudiantes.

Top


Para obtener mayor información sobre el Departamento de Educación y sus actividades, visite www.ed.gov, o llame al 1-800-USA-LEARN.

Nuestra misión es garantizar la igualdad de acceso a la educación y promover la excelencia en la educación a lo largo del país.

Top


[ * ] La fuente de información sobre el financiamiento es el Budget Service and National Center for Education Statistics (NCES) del Departamento de Educación de EEUU, a no ser que se especifique otra cosa. [ Return to text ]

[ * * ] Debido al redondeo de las cifras, el detalle no suma al 100 por ciento. [ Return to text ]


 
Print this page Printable view Send this page Share this page
Last Modified: 10/11/2005